Trazar las circunferencias tangentes a una circunferencia y a los dos puntos INTERIORES.

Unimos los dos puntos con una recta y realizamos su mediatriz.
En esta mediatriz situamos un centro al azar y trazamos una circunferencia que pase por A y B, cortando a la circunferencia dada en puntos 1 y 2. Después, los unimos con una recta. Las dos rectas se cortarán en el punto P.
Desde P localizamos los puntos de tangencia a la circunferencia O1.
Uniendo estos puntos de tangencia con el centro O1, hallaremos los centros solución en la mediatriz de AB.
Desde estos centros y con radio hasta A o B, realizamos las dos circunferencias buscadas.